Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Imprimir
Categoría: Ciudad Autónoma de Melilla
Visitas: 216

El viernes 17 de Julio, asistimos como Sindicato, a una reunión de presentación del nuevo Jefe de Policía Local en el despacho de Seguridad Ciudadana. Nuestro objetivo en esa reunión fue escuchar qué quería transmitirnos el nuevo jefe de la Policía Local.

 En la citada reunión trató varias cuestiones, entre ellas, una reestructuración del servicio de Policía Local, que estaría listo para el mes de septiembre y que se pondría en funcionamiento el 1 de Enero de 2021. Afirmó en reiteradas ocasiones que la reestructuración de servicios en las distintas unidades se haría con dialogo social.

 Con escepticismo, porque sabemos de qué va esto, salió el SPL-FeSP-UGT de esa reunión, que en algunos momentos nos pareció a nuestro criterio incluso un poco surrealista, pero bien es cierto que nada puede cuestionarse de entrada a quien dice estar abierto al diálogo y al consenso.

 Nuestra sorpresa es que ya se están adoptando decisiones de cambios en los servicios vía telefónica a los agentes, sin el dialogo prometido. Hoy lunes, de los tres agentes encargados de la vigilancia del edificio de la Ciudad Autónoma, solo quedará uno. Nuestra pregunta es si el control de entrada y salida de personas en el edificio, la vigilancia del mismo, la prevención para actuar en caso de cualquier incidente en el interior del mismo, se puede hacer con un solo agente. ¿Porqué justifica el jefe de la policía que en ausencia del policía de vigilancia, este será sustituido por un Vigilante Jurado, con acceso a cuanta información maneja esos agentes en eses servicio.? ¿Es legal tal situación?, ¿Es esto aumentar la  profesionalidad de las que nos habló el Jefe de Policía?.

 En qué lugar, ocho días después, ha quedado la promesa de dialogo y búsqueda de consenso, para mejorar el funcionamiento de la Policía Local.  Resulta cuanto menos inaceptable que, transcurridos unos días, las promesas se las haya llevado el viento. Si el Jefe de Policía ha escogido este camino, es su responsabilidad, que luego nadie se lleve las manos a la cabeza. 

Desde el SPL-FeSP-UGT, ya le decimos, que no va a encontrar ninguna complicidad de nuestro sindicato a cualquier intento subterráneo de encomendar funciones de policía local a la vigilancia privada, así que ya nos dirá y esperemos que pronto,  porqué usted reduce la vigilancia de policía en el edificio principal sede del Gobierno de la Ciudad Autónoma y de la propia Asamblea, porqué incumple sus promesas y en qué, lugar ha quedado lo del diálogo.