Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Imprimir

El Comité Regional Ordinario de la Federación de Empled@s de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT en Melilla, celebrado el día 21 de junio, máximo órgano de decisión entre congresos, ha aprobado dos resoluciones, una donde expresa su apoyo a Rubén Ranz y José Manuel Nogales, trabajadores encausados por defender el Derecho fundamental a Huelga.

Rubén Ranz y José Manuel Nogales afrontarán el día 07 de julio el juicio, al aplazarse el del día 21, por defender el derecho fundamental a la huelga. Se enfrentan a una petición del Fiscal de 7 años de cárcel por los delitos de atentado a la autoridad y contra el derecho de los trabajadores, artículo 315.3 del Código Penal. Los actos organizados por UGT y esta Resolución tienen por objeto mostrar el apoyo de la Organización y de la sociedad a estos trabajadores,  protestar por un juicio injusto y exigir la derogación de los artículos 315.3. y 172 del Código Penal.

La concentración convocada por UGT Melilla el día 21 ha durado alrededor de una hora y han participado todos los cuadros sindicales de la FeSP, trabajadores y miembros de otras Federaciones.

La segunda de las Resoluciones aprobadas es en defensa de los trabajadores del sector de la dependencia. La ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia que lleva en vigor desde hace más de 10 años no ha generado ni tanto empleo, ni de la calidad esperada.

La FeSP denuncia que las empresas que llegan a Melilla han utilizado las herramientas que proporcionó la reforma laboral para mantener sus beneficios en claro detrimento de las condiciones laborales de los trabajadores, devaluación de salarios, descuelgues de convenio, recortes en el empleo etc.

Por todo ello el Comité de la FeSP-UGT Melilla exige, incluir en los pliegos de  licitaciones públicas de cláusulas que garanticen el cumplimiento de los convenios colectivos, valorando la extinción de la concesión según el incumplimiento.

Exigir a la administración en Melilla que ponga los límites en los precios de la adjudicación y valoración de ofertas temerarias por debajo del coste de la prestación del servicio. Dé una valoración prioritaria del proyecto técnico y la calidad de las ofertas frente al criterio económico.

El respeto a lo acordado en la subrogación de las plantillas, la no subcontratación del servicio y la Inclusión de clausulas que incluyan el pago del complemento de residencia y bonificación a la seguridad social en las licitaciones públicas en las empresas que se implanten en la Ciudad Autónoma de Melilla.