Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies

Imprimir
Categoría: Ciudad Autónoma de Melilla
Visitas: 313

Un año después de la toma de posesión como Presidente de la Ciudad, la Policía Local tiene innumerables brechas de agua que llevan al colectivo de hombres y mujeres a hundirse en la profundidad del abandono y no sentirse protegidos por un Presidente que los ignora.

El Presidente de la Ciudad, tiene el deber y la obligación de afrontar la problemática  existente en la Policía Local, que pasa en primer lugar por cumplir los Acuerdos de Mayo de 2019, en toda su extensión. A día de hoy no se ha cumplido ni un  solo punto del mismo y dada la actitud que mantiene con la Policía Local, pensamos desde el Sindicato de Policía Local de UGT, que tampoco tiene interés alguno en llevarlo a cabo.

Mucho nos tememos, desde SPL-UGT, que el Presidente de la Ciudad que permanece escondido hasta la fecha, pretende refugiarse y poner como escudo al próximo jefe de la Policía Local, aún no nombrado.

Resulta inasumible que un año después, la Policía Local se encuentre descabezada políticamente, sin poder encontrar desde el sindicato un interlocutor con capacidad de decisión para adoptar medidas que vayan en la dirección de solucionar problemas enquistados desde hace mucho tiempo.

El SPL-UGT adoptará las medidas que considere adecuadas para hacer que el Presidente de la Ciudad abandone su posición política de no atender los problemas de los trabajadores y trabajadoras de la Policía Local. No sabemos el porqué de esta actitud, pero debe entender que él es el Presidente y además tiene las competencias en materia de Seguridad Ciudadana y por ello, debe abandonar esa actitud de rechazo en la interlocución, cuando los problemas afectan a los Policías Locales.